Etiqueta: verbos débiles

Modelo DODEN (matar)

Modelo DODEN (matar)

El modelo doden (matar) pertenece a los verbos débiles o regulares cuya raíz acaba en –d. Estos verbos eliminan la desinencia –en de infinitivo y añaden las terminaciones de todos los tiempos verbales sin ningún cambio. También utilizan la desinencia –de para formar el pasado. 

Modelo PRATEN (hablar)

Modelo PRATEN (hablar)

El modelo praten (hablar) pertenece a los verbos débiles o regulares cuya raíz acaba en –t. Estos verbos eliminan la desinencia –en de infinitivo y añaden las terminaciones de todos los tiempos verbales sin ningún cambio. También utilizan la desinencia –te para formar el pasado. 

Modelo MINNEN (amar)

Modelo MINNEN (amar)

El modelo minnen (amar) pertenece a los verbos débiles o regulares. Esta consonante doble pasa a ser simple en toda la conjugación excepto en todo el plural del presente de indicativo, en el participio presente y en el infinitivo. También utilizan la desinencia –de para formar el pasado:

Seguir leyendo Modelo MINNEN (amar)
Modelo MISSEN (faltar)

Modelo MISSEN (faltar)

El modelo missen (faltar) pertenece a los verbos débiles o regulares que acaban en consonante sorda doble en el infinitivo. Esta consonante doble pasa a ser simple en toda la conjugación excepto en todo el plural del presente de indicativo, en el participio presente y 

Modelo BADEN (bañarse)

Modelo BADEN (bañarse)

El modelo baden (bañarse) pertenece a los verbos débiles o regulares cuya raíz acaba en –d. Estos verbos eliminan la desinencia –en de infinitivo y añaden las terminaciones de todos los tiempos verbales sin ningún cambio. También utilizan la desinencia –de para formar el pasado. 

Modelo KOKEN (cocinar)

Modelo KOKEN (cocinar)

El modelo koken (cocinar) pertenece a los verbos débiles o regulares que acaban en consonante sorda. Estos verbos eliminan la desinencia –en de infinitivo y añaden las terminaciones de todos los tiempos verbales sin ningún cambio. También utilizan la desinencia –te para formar el pasado. Además, la vocal –o de la raíz se transforma en –oo en toda la conjugación excepto en el plural del presente de indicativo, el infinitivo y el participio presente:

Seguir leyendo Modelo KOKEN (cocinar)
Modelo LUISTEREN (escuchar)

Modelo LUISTEREN (escuchar)

El modelo luisteren (escuchar) pertenece a los verbos débiles o regulares. Estos verbos eliminan la desinencia –en de infinitivo y añaden las terminaciones de todos los tiempos verbales sin ningún cambio. También utilizan la desinencia –de para formar el pasado:

Modelo BRINGEN (traer)

Modelo BRINGEN (traer)

El modelo bringen (traer) pertene al grupo de verbos débiles, pero irregulares. Se comporta como un verbo regular, aunque el grupo –ing de la raíz cambia a –ach en el pasado y en el participio pasado:

Modelo BRENNEN (quemar)

Modelo BRENNEN (quemar)

El modelo brennen (quemar) pertene al grupo de verbos débiles, pero irregulares. Se comporta como un verbo regular, aunque la vocal de la raíz cambia a –a en el pasado y en el participio pasado:

Seguir leyendo Modelo BRENNEN (quemar)
Modelo REDEN (hablar)

Modelo REDEN (hablar)

El modelo reden (hablar), perteneciente al grupo de verbos débiles o regulares, es el modelo de los verbos cuya raíz termina por –t, –d o en consonante + –m o –n. La mayoría de terminaciones añade una –e cuando entra en contacto con el radical